Lovemark de mi corazón.

lovemarks

Escrito por Jessica Villegas | @JezzVillegas

¿Alguna vez has sentido que el corazón te palpita más fuerte al hablar de una marca en específico, de algún lugar o incluso de alguna persona pública?

Esa querido lector es tu LoveMark, que se ha posicionado no solo en tu mente si no en tu corazón, ha logrado conquistarte, ya has involucrado sentimientos y emociones con tu LoveMark y no dejarás que se vaya tan fácilmente. Esto no cambia que cada marca debe luchar constantemente para mantener su posicionamiento, como en cualquier relación si no la alimentas (en este caso de buen servicio y calidad) puedes perder ese enamoramiento.

Ahora bien, así como te enamoras de una persona debemos entender que para que una marca se transforme en tu LoveMark es meramente el valor subjetivo que le damos.

original

Pero ¿Cómo es que una marca puede aumentar su valor subjetivo? La palabra mágica es branding, a través de posicionamiento, sus valores o su popularidad y el marketing directo.

Lo cierto es que esa relación de amor entre marca y consumidor tiene que reforzarse a nivel personal, tienen que crear lazos mucho más cercanos; si como marca vas a crear posicionamiento (que sería esa etapa de coqueteo en la que quieres ser visto a como dé lugar), puedes utilizar estrategias creativas en diversos medios, (social media por ejemplo se presta perfectamente para eso, cada una de las redes sociales pueden ser manejadas para llegar al público meta),  mejorar el diseño del empaque, investigar bien la ubicación geográfica o los puntos de distribución en los que podrías llegar a tu público meta, entre otras cosas.

La verdad es que nos sentimos atraídos por algo que vemos constantemente y si de por si nos gustaba la marca ahora imagina si hace bien su “labor de convencimiento”, para después lanzarse a la conquista con “el verbo” o lo que vendrían siendo sus valores de marca, su aporte a la comunidad o sus buenas garantías. Esa marca debe convertirse en tu amigo, en algo incondicional, en un elemento que conectará emociones cuando sepas de ella, nunca olvides que el valor siempre lo da el consumidor.

Ya lograste captar la atención de tu próxima conquista, ahora ¿Qué debes entregarle? la respuesta es simple: Diferenciación, algo que todos y cada uno de nosotros queremos lograr, es eso que hace única a tu marca y que hará que se quede contigo y no con alguien más; para por fin llegar al enamoramiento y así pasar de ser “una marca” a una LoveMark.

Todo en la relación entre marca – consumidor son sentimientos, emociones, lograr ser valorada, y saber que ese cliente no te cambiaría por nada, se ha posicionado no solo en tu cabeza si no en tu corazón sabes bien que el aprecio a esa marca te genera intriga, emoción y deseabilidad, las LoveMarks no se quedan en lo obvio y en lo directo, juegan con los sentidos y las emociones, con el contenido que generan y  saben bien cómo entrar en tus sueños y deseos; si aún sigues pensando en la marca que se te vino a la mente con la primer pregunta, felicidades tienes una relación formal con tu LoveMark.

¿Sabías que incluso puedes compartir tu amor por una marca y ver con cuántas personas más comparten ese sentimiento? Puedes entrar a: http://www.lovemarks.com/ y hacer público tu amor o entrar a nuestras redes sociales y declararnos tu amor personalmente.

 

SOCIAL-MEDIA-love